El Rappel – Claves para Practicar este Deporte

Deportes de montaña

29 mayo 2024

Actualizado el sábado, 22 junio, 2024

Cada vez son más los montañeros que encuentran en el rappel su deporte favorito. Si crees que tú podrías ser uno de ellos, tengo muchas cosas que contarte. ¿Te quedas un rato conmigo para que te ponga al día sobre esta actividad deportiva?

Cuando te quieres iniciar en un deporte extremo como el rappel, todo son preguntas. ¿En qué consiste esta disciplina? ¿Dónde y cómo puedo disfrutar de ella? ¿Con qué materiales y técnicas se practica? Responde a estas y a otras dudas leyéndote el post que te he preparado.

¿Qué vas a encontrar aquí?

QUÉ ES EL RAPPEL Y EN QUÉ CONSISTE ESTE DEPORTE​

Antes de nada, voy a explicarte qué es el rappel como deporte de montaña (no confundir con sus tocayos del mundo de la contabilidad y de la futurología). Esta actividad (también conocida como rápel, rappelling o abseiling) consiste en bajar de una superficie vertical, como una pared natural o un rocódromo, con la ayuda de una cuerda anclada en la parte superior.

Para lograr el descenso vertical controlado, el rappelling se vale de un sistema interconectado de cuerdas que sirve para vincular los dispositivos de seguridad conectados al arnés del escalador con el punto de anclaje superior.

Como ya habrás adivinado, el descenso denominado rápel es parte integrante del montañismo. Sin embargo, también se ha desarrollado como disciplina deportiva independiente, pudiendo, además, practicarse junto con otras actividades (como la espeleología y el barranquismo). Sea como sea, está considerado como un deporte de aventura extremo que requiere de mucha experiencia y entrenamiento debido a los peligros inherentes a su práctica.

RAPPEL: UN DEPORTE CON MUCHA HISTORIA​

Es bien sabido que, antes de concebir el rappel como deporte en sentido propio, el uso de cuerdas para descender superficies era conocido ya en la antigüedad. En particular, esta actividad se utilizaba con fines militares y de exploración desde los tiempos de Alejandro Magno (año 300 a. C.).

Pero ¿cuándo nace el rappel como deporte de descenso practicado con un descensor metálico? Generalmente, se atribuye su invención a Jean Charlet-Straton en 1876, fecha en la que descendió Le Petit Dru. No obstante, este mismo alpinista francés señala a Edward Whymper como el creador del rappelling.

En sus inicios, el rápel no pasaba de ser una técnica auxiliar que formaba parte de disciplinas como la escalada y el montañismo. A fin de cuentas, sus maniobras resultaban muy útiles para eludir los riesgos propios de la subida y el descenso. Asimismo, presentaba valiosas aplicaciones en campos como la construcción, el ejército, la espeleología y el salvamento.

La creación de la “Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo” en 1932 le dio al rappelling el impulso definitivo como disciplina deportiva autónoma. Sin embargo, no sería hasta la década de los 60 cuando comenzó a ganar popularidad.

PRINCIPALES TÉCNICAS DE RAPPEL​

Fricción con el cuerpo

Esta técnica no emplea descensor y constituye la forma menos segura de hacer rappel. En todas sus variantes, es la tensión con el cuerpo la que crea la fricción, controlándose el descenso con la mano. 

A su vez, esta técnica conoce tres modalidades distintas:

  • De brazo: la cuerda pasa por debajo del brazo, por la parte trasera del cuello y por encima del hombro. 
  • Dülfer: la cuerda se pasa por encima del hombro, por debajo del brazo extendido y por la entrepierna.
  • Comici: su única diferencia con la Dülfer es que la cuerda, en vez de pasar por la entrepierna, lo hace a través de un mosquetón colocado en el arnés.

 

Se trata de técnicas de fortuna para salir de algún imprevisto que nos haya podido ocurrir durante nuestra actividad. Está bien practicar este tipo de técnicas para recurrir a ellas en caso de apuro pero no durante la prácitca del rápel como deporte de aventura.

Fricción con mosquetones

  • Freno con mosquetón con seguro: la cuerda se ata al freno integrado en él, mientras que otro mosquetón se encarga de asegurar el arnés.
  • Gramminger o rápel de bomberos: es un sistema formado por siete mosquetones en forma de “D” (4 sin freno + 1 con freno + 2 de gatillos enfrentados).
  • Mosquetón HMS con nudo dinámico: esta técnica es imprescindible para los que practicamos montañismo por su versatilidad, facilidad de uso y nos permite descender con el uso de muy poco material.

Fricción con descensor

Todas esta técnicas que hemos visto está muy bien conocerlas pero para practicar el rapel como deporte o como actividad de descenso lo mejor es utilizar un descensor.

  • Con instrumentos tubulares: este sistema destaca por su seguridad y es el más aconsejable. Además, es capaz de generar un mayor grado de fricción con menor esfuerzo físico. El más común y el que te aconsejo que utilices es un ATC o dispositivo de aseguramiento que funciona como un freno para la cuerda de escalada. Y dentro de ellos el que más me gusta es el reverso de Petzl.
  • Con rack (marimba): este dispositivo es altamente resistente al desgaste por rozamiento. La cuerda se pasa a través de sus barras paralelas para crear tensión.
  • Con ocho: las dos argollas de este dispositivo conectan el arnés con la cuerda.
  • Con polea: proporcionan descensos sumamente controlados y resultan muy útiles para distribuir el peso mecánicamente.

MATERIAL NECESARIO PARA RAPPEL​

Para practicar un deporte extremo como el rappel necesitas estar provisto de un buen equipo. Se trata de una disciplina de alto riesgo, así que tu seguridad vendrá determinada tanto por tu experiencia como por lo fiable y resistente que sea tu equipamiento.

Sistema de anclaje

Este sistema se encarga de unir la cuerda y el anclaje. Recordemos que este último puede ser un elemento natural o artificial que sirve como punto de apoyo al que van a sujetarse el resto de elementos.

Sistema de cuerdas (de uso colectivo)

  • Cuerda: es altamente recomendable utilizar cuerdas específicamente diseñadas para hacer rappel. En particular, me refiero a aquellas que cuentan con la aprobación internacional UIAA o CE.
  • Protectores para la cuerda: permiten resguardarla del roce con rocas afiladas.
  • Mosquetones con y sin seguro.
  • Cuerda para anclaje o cinta plana, si fuera necesario.

Sistema personal

  • Guantes
  • Casco
  • Mosquetones con seguro.
  • Arnés (puede ser de cintura o integral).
  • Croll (dispositivo de bloqueo unido al arnés que se utiliza para ascender).
  • Puño (dispositivo de ascenso prendido a la cuerda y manejado con la mano).
  • Descensor (por ejemplo, reverso), en su caso.
  • Cabo de anclaje.

DÓNDE PUEDE PRACTICARSE EL RAPPEL​

Montañas, cascadas, acantilados, rocódromos, puentes… Si ya te está picando el gusanillo del rápel, te alegrará saber que existen un montón de destinos nacionales e internacionales donde puedes practicarlo. ¿Quieres que te cuente algunos de mis favoritos?

Dónde hacer rappel en España

  • Barranco de las Chorreras (Cuenca).
  • Sierra de Guara (Huesca).
  • Pozas de Melón (Ourense).
  • Barranco de Rubó (Asturias).
  • Cuevas Bajas (Málaga).
  • Acantilados de Ronda (Málaga).
  • Villafranca del Bierzo (León).
  • Sierra de Aracena (Huelva).
  • Vallirana (Barcelona). 
  • Faro de Santa Pola (Alicante).
  • Barrancos de Tenerife (Canarias).
  • Cascadas del río Segura (Murcia).

Dónde practicar rápel en el resto de Europa

  • Cañón de Tara (Montenegro).
  • Torre Spinnaker (Reino Unido).
  • Vía ferrata Roc del Gos (Andorra).
  • Cala Gonone (Italia).
  • Gargantas del Verdón (Francia).
  • Monte Olimpo y Kissavos (Grecia).
  • Tirol (Austria).
  • Parque Nacional de Triglav (Eslovenia).

Otros lugares del mundo para rapelar

  • Parque Natural y laguna de Calderas (Guatemala).
  • Cañón del Sumidero (México).
  • Lomas de Lúcumo (Perú).
  • Cascada de Juan Curi (Colombia).
  • Parque Nacional Arches (EE. UU.).
  • Maui (EE. UU.).
  • Montañas Rocosas (Canadá).
  • Montañas Atlas (Marruecos).
  • Blue Mountains National Park (Australia).
  • Cascadas Jogini y Kundalika (India).

CONSEJOS PARA PRACTICAR RAPPEL​

  1. Mantén siempre una posición corporal correcta. Se entiende por tal aquella que mantiene el cuerpo en un ángulo de inclinación de 90º, los pies en contacto con la pared y las piernas ligeramente flexionadas.
  2. Elige las cuerdas en función de cuánta fricción vayan a experimentar. Si esta es escasa, elige una cuerda estática; en caso contrario, opta por una dinámica.
  3. En todo momento, debes sujetar la cuerda con las dos manos y no soltarla bajo ninguna circunstancia.
  4. La cuerda se guía con la mano izquierda, pasándola a través del ATC. Por su parte, la mano derecha se encarga de manejar la cuerda suelta que conduce al suelo.
  5. Para controlar la velocidad del descenso, sitúa tu diestra a la altura de la cadera y realiza suaves movimientos hacia arriba y hacia abajo.

RECOMENDACIONES PARA HACER RAPPEL DE FORMA SEGURA​

Ya sea que practiques el rapel como deporte independiente o como maniobra de cualquier otra disciplina montañera, los peligros son bastante elevados. Las caídas (muchas veces graves) pueden comprometer tu seguridad de múltiples formas (fracturas óseas, torceduras de tobillo, golpes en la cabeza, etc.). Sigue estas recomendaciones para practicar esta actividad sin contratiempos:

  • A la hora de hacer rápel, la experiencia es un grado. Mientras no seas un montañero lo suficientemente experto, practícalo siempre bajo la supervisión de un guía.
  • Absolutamente todo lo que integra el sistema de rappelling juega un papel crucial a la hora de mantenerte seguro. En consecuencia, el equipamiento debe tener una alta calidad de principio a fin.
  • Presta atención a la previsión meteorológica. Fenómenos climatológicos como el calor (cuando hay hielo) o la lluvia intensa harán que esta actividad sea aún más arriesgada. 
  • Inspecciona el terreno con carácter previo a la práctica de esta actividad. Solo así podrás planificar tu ruta de descenso e identificar la presencia de peligros potenciales (por ejemplo, rocas sueltas).
  • Antes de cada sesión de rápel, cerciórate de que tu equipamiento está limpio y en buen estado.
  • Haz nudos en los extremos de las cuerdas para que esta no se resbale entre tus manos. Finalmente, realiza un nudo autoblocante (a mi me gusta el machard pero también puedes utilizar un prusik) o coloca un dispositivo de bloqueo automático para reforzar aún más tu seguridad.
  • Desciende de forma lenta y sin dar saltos sobre la pared. 

Como ya habrás podido comprobar, tienes motivos de sobra para convertir el rappel en tu deporte de cabecera. Al fin y al cabo, su práctica te ofrece una experiencia montañera tan emocionante como inolvidable. ¿A qué esperas para vivirla en carne propia?

Espero que te haya gustado el artículo y puedes dejar tu opinión en los comentarios. No olvides suscribirte al blog para no perderte las novedades.

El propietario de este blog, blogbrandsmountain.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon, Decathlon, Tradeinn, Yumping.com y Bergfreunde.es Los enlaces son enlaces de afiliado que no te suponen ningún coste adicional pero que generan una pequeña comisión. Dicha comisión es reinvertida en el mantenimiento del blog. El precio y la disponibilidad de los productos pueden ser distintos a los publicados.

Otros ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.