Cómo Impermeabilizar unas Botas de Montaña: Principales Pasos

Equipamiento

15 mayo 2024

Actualizado el miércoles, 22 mayo, 2024

Las botas de montaña de calidad incluyen materiales repelentes y resistentes al agua. Los fabricantes son sabedores de que en plena naturaleza los senderistas y montañistas se enfrentan a condiciones meteorológicas cambiantes, a terrenos que pueden estar húmedos o mojados y que, en ocasiones, hay que superar charcos y tramos con agua o hielo. Por ello, en el diseño y fabricación de las botas apuestan por tejidos y materiales transpirables e impermeables. 

En cualquier caso, el uso continuado del calzado y/o un mantenimiento poco adecuado conlleva el desgaste y la pérdida de capacidad protectora de las botas. Ante esta situación, muchos deportistas optan por impermeabilizar las botas para mantener la máxima comodidad y seguridad en todo momento.

El proceso sigue unos pasos lógicos que comienzan con la elección del impermeabilizador y continúan con un tratamiento específico del calzado: limpieza, la aplicación del producto y el secado. Si quieres saber más sobre cómo impermeabilizar una bota de montaña, te animo a seguir leyendo.

¿Qué vas a encontrar aquí?

¿QUÉ IMPERMEABILIZADOR PUEDES UTILIZAR?​

Para impermeabilizar botas, uno de los trucos es conocer bien el modelo que tienes, es decir, debes saber cuál es el material principal y qué uso le vas a dar. Por ejemplo, si son botas de cuero puedes optar por impermeabilizadores de cera, pero estos no funcionan con las botas fabricadas a partir de materiales sintéticos.

En el primer caso, encontramos las botas de nobuk. Este material es un tipo especial de cuero que incluye un refuerzo que asemeja su textura a la de la piel de melocotón. Son botas resistentes, pero que necesitan un tratamiento repelente al agua. Aquí si vienen bien ceras líquidas que se aplican con pulverizadores sin gas.

Entre las botas sintéticas, un material muy común es el Gore-Tex. Esta membrana es una de las más utilizadas para repeler el agua y mantener la transpiración de las botas. Con este y otros tejidos, la cera no es buena alternativa, ya que les hace perder su potencial impermeabilizante. Es mejor elegir impermeabilizadores en spray resistentes al agua y duraderos.

LIMPIAR BIEN LAS BOTAS​

Limpiar las botas y lavarlas es esencial para mantener en buen estado el calzado, ya que la acumulación de barro y suciedad provoca un mayor desgaste y que los materiales pierdan efectividad en su repelencia al agua. El polvo, el barro, las piedras y la humedad dañan los tejidos del calzado de montaña por abrasión.

Tras elegir el producto adecuado, el siguiente paso para impermeabilizar tus botas de montaña es limpiarlas bien. Tienes que limpiar ligeramente las zonas donde la suciedad es más superficial y dedicar más esfuerzo a las áreas más inaccesibles.

Puedes comenzar retirando la suciedad suelta, como el barro más ligero y las piedras. Debes frotar toda la superficie de manera suave, con un cepillo blando. 

No olvides quitar los cordones y prestar mucha atención a zonas delicadas y más inaccesibles como las costuras, el talón, las suelas o la puntera.

A continuación deberás lavar las botas. No se trata de meter el calzado en la lavadora o en un baño hasta que empapen, sino limpiar con un paño y jabón toda la superficie.

Utiliza agua tibia, un limpiador neutro y humedece un paño. Este es el que vas a usar para limpiar las botas. Frota toda la superficie de las botas con la gamuza húmeda y ve enjuagando. Aquí no importa si el calzado está fabricado a partir de nobuk o de tejidos sintéticos, ya que en ambos casos el modo de operar es el mismo. 

Si lo prefieres, también puedes usar un producto específico para limpiar tus botas de montaña (los hay a la venta en tiendas de equipamiento de montaña).

APLICAR EL IMPERMEABILIZADOR​

Tras el proceso de limpieza profunda llega el momento del impermeabilizador. Para facilitar la penetración del producto, las botas deben estar bien húmedas. Cuanto más contacto tenga el material con el agua, mejor actúa el spray. Un truco al que suelen recurrir muchos montañistas es envolver el calzado en una toalla muy húmeda durante unas horas. Sin embargo, ten en cuenta que húmedo no es lo mismo que mojado. Escurre la toalla antes de envolver las botas porque no te interesa que se empapen por completo.

Pasado ese tiempo llega el momento de aplicar el spray. No todos los impermeabilizadores son igual de efectivos, por lo que mi consejo en este punto es que siempre debes seguir las instrucciones de uso de cada producto. 

Para extender el producto en las botas de cuero nobuk, puedes utilizar el mismo cepillo de cerdas suaves que has usado antes para retirar la suciedad. Eso sí, límpialo muy bien antes de emplearlo para esta tarea.

SECAR LAS BOTAS​

El proceso final es secar las botas. Lo mejor para ello es dejarlas al aire libre, y dejar que se produzca un secado natural a temperatura ambiente y en un lugar sin insolación directa. Si eso no es posible, lo mejor es colocarlas en un lugar fresco y seco, donde no tenga incidencia directa de los rayos de sol, para evitar el sobrecalentamiento por el efecto invernadero.

Una forma de acelerar esta etapa es con un ventilador, pero comprueba que no está en un modo muy potente. 

Lo que no funciona en ningún caso son las fuentes de calor. Es decir, puedes utilizar un ventilador, pero no un secador y mucho menos una estufa o un radiador.

El consejo final es utilizar papel de periódico e introducirlo dentro de las botas. Así consigues retirar el exceso de humedad en el interior y mantener la horma del calzado.

Hacerse con un buen calzado de montaña es esencial para vivir aventuras en la naturaleza. Sin embargo, si no se cuida este equipamiento, la experiencia no va a ser todo lo grata que podría. Con el tiempo y el uso, el calzado va perdiendo sus características iniciales de protección. Por suerte, hay un modo de recuperar el nivel de transpiración y resistencia al agua y es mediante la tarea de impermeabilizar las botas. Sigue estos pasos de manera periódica y comprobarás que tus botas están siempre como nuevas.

Espero que te haya gustado el artículo y puedes dejar tu opinión en los comentarios. No olvides suscribirte al blog para no perderte las novedades.

El propietario de este blog, blogbrandsmountain.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon, Decathlon, Tradeinn, Yumping.com y Bergfreunde.es Los enlaces son enlaces de afiliado que no te suponen ningún coste adicional pero que generan una pequeña comisión. Dicha comisión es reinvertida en el mantenimiento del blog. El precio y la disponibilidad de los productos pueden ser distintos a los publicados.

Otros ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.