Qué es un Cordino y Para Qué se Utiliza en Escalada

Equipamiento

20 abril 2024

Actualizado el martes, 23 abril, 2024

El nombre ya nos desvela una pequeña pista. Cordino” se parece a “cuerda”, y justo de eso se trata. El cordino en alpinismo o escalada es una pequeña cuerda con la que los deportistas garantizan su seguridad en sus aventuras. Quédate conmigo y descubre cuáles son las diferencias entre este elemento y las cuerdas, de qué materiales están elaborados los cordinos y cuál es su uso en diferentes deportes de montaña.

¿Qué vas a encontrar aquí?

QUÉ ES UN CORDINO DE ESCALADA​

Un cordino de escalada es una cuerda de menor diámetro que la cuerda principal. Por lo general, va de 4 a 8 milímetros, aunque también los hay con medidas más pequeñas, pero estos no están homologados.

Los cordinos, aunque lo veremos más adelante detenidamente, se utilizan como portamateriales, como cuerda de recuperación, para montar reuniones o como nudos autobloqueantes (machard o prusik). Su vida útil depende de la forma, el rozamiento, la frecuencia de utilización y las condiciones meteorológicas y ambientales, como la humedad o los rayos ultravioleta.

Siguen un proceso de fabricación similar al de las cuerdas, aunque con alguna diferencia que veremos más adelante. 

La elección y el uso correcto del cordino es fundamental para garantizar la seguridad mientras se practican deportes de aventura. Como elemento clave en el sistema de sujeción es importante prestar atención a su calidad, resistencia y mantenimiento.

Su elección va ligada al tipo de escalada: en roca, hielo o mixta. Esto va a determinar las características al comprar un cordino: su diámetro, la resistencia, la elasticidad y el nivel de manejabilidad. Si no conoces bien como funciona este elemento o no tienes experiencia y destreza suficiente en deportes de montaña, lo mejor es que consultes con expertos o instructores para elegir el mejor equipamiento de protección.

DIFERENCIAS ENTRE EL CORDINO Y LA CUERDA​

Ha quedado claro que el cordino es una cuerda con un diámetro de menor tamaño. Hablamos de 4 a 8 milímetros para el cordino y de 9 a 11 milímetros para la cuerda. Ahí radica la principal diferencia entre estos elementos. De ella derivan el resto, como por ejemplo que la cuerda es más pesada.

Otro apunte importante es que las cuerdas de escalada son elásticas, mientras que los cordinos son semiestáticos. Las cuerdas están diseñadas con el añadido de que absorben parte de la energía si se produce una caída para proteger al escalador. Con los cordinos no ocurre eso.

Con respecto a la resistencia, el cordino es más resistente a la abrasión, de ahí que se utilice para anclar materiales y realizar nudos. La cuerda de escalada tiene como función principal soportar el peso del escalador.

En resumen, el cordino es más fino, ligero y menos elástico que la cuerda de escalada, pero también más resistente a la abrasión. Con este elemento nunca deberíamos escalar o rapelar, algo para lo que sí sirven las cuerdas.

DE QUÉ MATERIALES PUEDEN ESTAR HECHOS​

La clave con los cordinos es que garanticen un nivel mínimo de resistencia. La industria o la normativa no especifica de manera concreta qué material es el más apropiado para garantizar un nivel suficiente de seguridad.

Por tanto, podemos encontrarnos en el mercado cordinos de poliamida (nylon), de polietileno de alto peso molecular (UHMWPE o HMPE), de aramida o de poliéster. Muchas marcas combinan estos y otros materiales para obtener productos más ligeros y resistentes.

PARA QUÉ SE UTILIZAN LOS CORDINOS EN ESCALADA​

El cordino es una cuerda auxiliar, nunca debe utilizarse como elemento de anclaje principal. Dicho esto, su uso más común es unir varios puntos de anclaje para montar uno múltiple como aseguramiento.

Con ellos podemos montar reuniones, asegurar travesías y emplearlos como material auxiliar en situaciones de rescate. Todas estas funciones, y alguna más, están directamente vinculadas al diámetro de los cordinos. 

Por ejemplo, los que tienen entre 5 y 6 milímetros son perfectos para unir varios puntos de anclaje o para realizar nudos autobloqueantes. Los que son más pequeños que estos pueden resultar útiles para realizar reparaciones, aunque son menos resistentes. Y los de mayor diámetro son perfectos para montar reuniones en vías de varios largos.

Todo esto lleva a preguntarnos de qué grosor es un cordino de escalada, algo que se especifica claramente en las normas de homologación. En cualquier caso, para escalada, trekking o alpinismo puedes utilizar también elementos no homologados.

Beal Jammy 60 Cm X 5.5 Mm Aramida
  • Beal|gdt-90|Jammy|Anillo autobloqueante|60 cm

¿TODOS LOS CORDINOS ESTÁN HOMOLOGADOS?​

No, no todos los cordinos están homologados. Para este elemento de seguridad, la norma que rige es la EN-564:2014, acompañada del estándar UIAA-102. En ellos se aclara que los cordinos homologados son los que tienen un diámetro comprendido entre los 4 y los 8 milímetros, ambos inclusive.

Fuera de estas medidas existen cordinos más pequeños, de 2 a 3 milímetros, que las marcas comercializan como elemento de apoyo. En estos casos, lo recomendable es no emplearlos para los mismos usos que los que sí están homologados. Pueden resultar útiles para sustituir cordones o tensores en reparaciones, como portamateriales y en casos en los que haya que realizar maniobras de emergencia, como cortar cuerdas por fricción.

QUÉ FACTORES DETERMINAN LA RESISTENCIA DE UN CORDINO​

Los cordinos no dejan de ser material textil y su exposición a las variables meteorológicas o al propio terreno afectan a su durabilidad y resistencia.

La normativa EN-564:2014 señala claramente cuál es la resistencia mínima de los cordinos homologados, que está entre los 320 decanewtons (o kilogramos-fuerza) para los de 4 milímetros de diámetro y los 1280 decanewtons de los de 8 milímetros.

Pero el propio uso de este material y el impacto que generan la radiación ultravioleta o ácidos agresivos frente al nylon y otros materiales hacen que los cordinos vayan perdiendo resistencia. 

En cuanto al uso, algo que sí debes saber es que al realizar nudos con estas pequeñas cuerdas vas a perder mucha resistencia, entre un 20 % y un 60 %.

Una cuerda pequeña que se utiliza en escalada y alpinismo como apoyo para tareas auxiliares: eso es el cordino. Con un menor diámetro y menos elasticidad, pero mayor grado de resistencia, su uso es esencial para montar reuniones, unir puntos de anclaje y realizar reparaciones. Si vas a utilizarlo, que lo necesitarás, no olvides elegir el cordino adecuado para la tarea a realizar y comprueba siempre que esté en buenas condiciones.

Espero que te haya gustado el artículo y puedes dejar tu opinión en los comentarios. No olvides suscribirte al blog para no perderte las novedades.

El propietario de este blog, blogbrandsmountain.com, participa en el Programa de Afiliados de Amazon, Decathlon, Tradeinn, Yumping.com y Bergfreunde.es Los enlaces son enlaces de afiliado que no te suponen ningún coste adicional pero que generan una pequeña comisión. Dicha comisión es reinvertida en el mantenimiento del blog. El precio y la disponibilidad de los productos pueden ser distintos a los publicados.

Otros ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.